20080331

A la espera

Esto es algo que escribí para el blog que tenemos en común con mi grupo de amigas ( http://tertuliadivina.blogspot.com/ ) es algo muy mio por eso decidí trasladarlo para acá...
...................................................
Realmente tengo mucho que escribir y poco que decir, al comenzar el año para muchos fue motivo de júbilo para mi no tanto... Tamadreeeeeee!!! gritaba mi yo interno.... ¿Qué voy hacer este año?... ¿Cuáles serán mis planes?... ¿Qué es lo que chingados quiero?... ¿Qué haréeeee?... Tamadreeeeee!!! ¿Por qué?, ¿Por qué?, ¿Por qué?
Sentía que giraba en chinguisa como veleta en ventarrón. Cada uva que pasaba por mi garganta eran más de novecientas noventa y nueve preguntas o sea mil por cada uva entonces haciendo cuentas estamos hablando de un chinguero de cuestionamientos que ahora digo... ¿Para qué tanta pendejada de porqués? Si bien me dijeron por ahí que el porque es porquería, tienen toda la boca llena de razón.Llegó el día de los Santos Reyes y mi chirimoya aún no dejaba de girar y ya estaba a punto de caer con el peso de mis perturbados pensamientos, vueltas, vueltas, vueltas, vueltas y más tontas vueltas... En fin pasó y volé a donde tenía que regresar.
Llegué y volví a mi rutina, volví a ver los rostros que por más de seis años me han acompañado. Ya no los vi como antes ahora sí los observé y vi cosas que nunca antes habían capturado mis persianas. Entendí miradas, disfruté cafés, personitas... dejé ir otras que siempre me amarraban de pie a pie las agujetas de los tenis y que no me ayudaban en mucho, llegó el rico dominacho que se hizo ritual de todos los domingos por las tardes, conocí a un grupo de personas muy interesantes con las que jamás en mi retorcida maceta pensé entablar una amistad y poder compartir tanto en tan poco tiempo. Como quien dice, ya estaba organizando mi vida de nuevo y tomando cartas en el asunto. (digo en tan poco tiempo porque tuve que iniciar mi retirada a donde quedó mi ombligo)Taraaaaaan!!!... El tiempo y el espacio conspiraban de nuevo y mi cabeza ya daba de pinches vueltas otra vez. Ahora entiendo cuanta razón tenía mi abuela cuando me decía que uno pone y Dios dispone... fue una llamada por teléfono la que terminó por confirmarme tan sabia frase.
Desde el momento en que sonó algo dentro de mi colapsó y si definitivamente mi intuición nunca me falla. Algo pasa en el universo que cómo le gusta chingar y sacudirte hasta marearte para que de una u otra manera agarres el pedo, a mi no solo me sacudió, me sujetó y se soltó a darme de garrotazos el muy pendejo y no podía defenderme porque seguramente la impotencia me invadió y era solo un saco de carne destilando de la mirada gotitas de "no es posible".
El chiste de esta garrotiza, es que no era el garrote (sin albur ¬¬ hahaha), ni la culpa, ni lo que no se hace, ni lo que se hizo, ni lo que me dijeron ese día por teléfono es ni mas ni menos la forma en como se tomen las circunstancias, nada me costaba agarrar lo que tuviese a la mano y cubrirme para no recibir semejante paliza o tomar cualquier arma blanca para destrozarlo pero esa no era la solución... porque mientras más aprendes te das cuenta de que aún te falta más por descubrir. Ese día el teléfono para mí se volvió como una sirena gritando de dolor y tristeza (mala combinación) y de paso el estado vegetativo en el que se encontraban mis entrañas acentuaban las palabras y desde lejos veía a la impotencia brincando y aplaudiendo de lo viva que se encontraba en mí. Mi mano cual maraca brasileña dejó reposar el teléfono ya bien pinche cansado y sacado de pedo de ser el conducto de esa mala noticia al igual que yo de recibirla.
Mi estado vegetal poco a poco desaparecía al ritmo de las brasas de un cigarro, comencé a percibir ese olor a podrido... otra vez algo moría dentro de mí, pero esta vez era diferente se iba demasiado rápido y fue porque ahora si dejé que muriera (era lo mejor). Después de llenarme de mocos las mangas de mi suéter preferido recuperé la conciencia y apachurre con tanta pinche fuerza la colilla de mi tabaco que mis manos se llenaron de tierra y mi esmalte valió para pura madre y dije: Chaleee!!!... mis manos puercas, mi suéter lleno de mocotes y mi alma de luto... tamadre!!! tamadre!!! y tamadre!!!
El luto increíblemente me duro no mas de unas cuantas horas cuando por fin llegó la iluminación... mi chirimoya ya funcionaba como debe de ser, hice mis maletas lo más rápido que pude, todo estaba ya en relativo orden... hasta el avión esperándome al siguiente día a las 3:15 pm. Y con el alma en desahogo, la mirada en espera, las maletas ya documentadas y con la plena seguridad que estaba haciendo lo correcto y en dirección a donde me necesitaban una voz a mi costado dijo: Todo saldrá bien chaparra!!!... sonreí y bendigo esas palabras que me las repito todos los días desde esa partida inesperada.
Con la mente y el corazón en su lugar... mi cuerpo está funcionando mejor que nunca, a veces llora y mucho (que bueno porque antes no lo hacía). Es cuestión de tomar los tragos adecuados y dejarse caer dentro de la botella y permitir que la marea de lágrimas te lleve a través del picaporte para cuando las puertas están cerradas. Que cabronamente rápido pasa el tiempo, solo "El Master" es el que tiene la última palabra. Mientras sigo aquí a su lado, más fiel que el peñafiel!!! Aguardando junto a mi Padre que pase lo que tenga que pasar... Hakunamata!!!
...................................................
"El dolor es inevitable pero el sufrimiento es opcional"... Buddha

No hay comentarios: